Intel para la casa, devolución masiva de los Sandy Bridge por el famoso fallo de diseño

Hace poco Intel hacía gala de una de sus presentaciones más importantes del último tiempo, la linea Sandy Bridge de procesadores que representa la segunda generación de los core i5 y core i7, que venían, no solo a reforzar su nueva gama de los “core i”, sino a ofrecer un nuevo producto estrella que, en el fondo, entregan gráficos más decentes en una placa integrada basada en Intel (a diferencia de las actuales), sin embargo no salió muy bien el asunto.

Un error de diseño en el chipset que soporta los Sandy Bridge, llamado Cougar Point(Intel Chipset 6 Series), provoca un desgaste en las unidades SATA, es decir mata poco a poco los discos duros y otras unidades conectadas a ciertos puertos de la placa, lo que no es muy bonito que digamos y por tanto la compañía debe retirar del mercado sus preciados productos que venían a abrir un nuevo mercado.

Este impass ya contabiliza 700 millones de dolares en perdidas y ya sabemos que a nadie le sobra el dinero, menos cuando cuando te has desgastado en llevar y empujar a un nuevo producto de confuso concepto en el mercado de hoy. Lo peor es que los chips no se retiran solos, lo hacen junto con los equipos que lo integraban, por lo que salen del mercado computadores Toshiba, Lenovo, Fujitsu, Samsung, Dell, HP, Nec y hasta Apple, y placas ASUS, MSI y Gigabyte.

Así Intel y sus compañeros damnificados retroceden de muy mala manera en el mercado, teniendo que retirar productos (unos 8 millones de chips Intel), reembolsar a algunos clientes e incluso atrasar lanzamientos, y dejando de paso, un buen espacio para el avance de AMD y sus procesadores Fusion que presentan algo similar, pero “que funciona”.

via: MuyComputer

Aparecen las primeras imágenes del próximo Samsung Galaxy S

La segunda versión del teléfono mas poderoso de Samsung y uno de los mejores del mercado está pronto a salir, y aunque ya habían algunas filtraciones que especificaban un hardware aun más potente, como un procesador doble núcleo, una cámara de 9 megapixeles y conexión NFC, es recién ahora que comienza a dar la cara de forma oficial.

La verdad es que esto es solo un anticipo de lo que será uno de los próximos teléfonos más potentes del mercado, un tímido acercamiento que deja con las ganas (esa era la idea) y aumenta la expectación por ver la nueva versión del potente terminal coreano. De todas maneras, con esto ya están acostumbrando al publico al estilo minimalista, sobrio y sumamente delgado del “S2”.

Así que quedamos aun más a la expectativa de lo que nos traerá Samsung y si esta vez logra ofrecer el “terminal Android definitivo” o si nuevamente dejará con las ganas quitándole el flash a la cámara u otra cosa, también será interesante lo que pueda hacer en el apartado del software, si aprovecha de dar un lavado de cara a TouchWiz o si de pronto aprovecha más las bondades de los últimos Androids, pero sería bueno que hiciera algo también con la interfaz.

Quedamos a la espera.

vía: The Inquirer